This error message is only visible to WordPress admins

Error: No connected account.

Please go to the Instagram Feed settings page to connect an account.

“Estamos ante el mejor y el peor momento del Tatuaje”

Cita

“Estamos ante el mejor y el peor momento del Tatuaje”

Leí esta frase hace tiempo, en un post de Instagram. No recuerdo su autor. Hacemos “scroll” pasando en décimas de segundo sobre una foto, sin detenernos ni siquiera a verla realmente, y menos a apreciar los detalles o darnos cuenta de quién es el autor de lo que vemos. Este fue el caso, aunque esta vez la frase se quedó grabada en mi mente.

Creo que no se puede definir mejor el momento actual del Tatuaje.

Durante los últimos años, el Tatuaje como forma artística ha explotado de una manera increíble. Las herramientas han mejorado, los Tatuadores tenemos a nuestra disposición los mejores materiales, tintas, agujas…Las máquinas de tatuar han evolucionado y se han reinventado para mejorar la calidad de nuestro trabajo a la vez que cada vez son más cómodas y versátiles.

Otra gran causa de la gran evolución del Tatuaje moderno ha sido la llegada a este “mundillo” de artistas procedentes de muchos otros campos artísticos. Hoy en día tenemos Tatuadores que vienen de disciplinas tan variadas como el diseño gráfico, el graffiti o bellas artes por citar algunas, y esto ha enriquecido increíblemente las maneras en que cada artista se expresa en la piel.

Esto ha hecho que hoy en día sea posible hacer cosas sobre la piel que hace unos años eran impensables. Piezas realistas a negro y gris o color, tatuajes con geometrías de locura o composiciones que cada día suben el listón de este arte más y más. Van apareciendo nuevos estilos, mezclas de estilos totalmente diferentes que unidos de la manera adecuada, dan lugar a piezas totalmente rompedoras e innovadoras.

Por otro lado, estamos viendo como cada vez hay más y más estudios de Tatuaje. Cada vez más y más Tatuadores. Una vez un amigo me dijo “antes la gente cuando se aburría se compraba una guitarra… ahora se compran una máquina de tatuar”. Seguramente la frase no es tan descabellada. En ciudades pequeñas donde antes había 2 o 3 Tatuadores, hoy hay cerca de 20.
En este aumento de estudios de Tatuaje, lo que no vemos, por desgracia, es un aumento de la calidad. “Tatuadores» sin la experiencia suficiente abren estudios y se lanzan a hacer piezas para las que no están preparados. En lugar de rechazar un proyecto que se escape de su estilo o que saben que no serán capaces de realizar de la manera óptima, lo hacen. Al fin y al cabo, es dinero.

Estamos viendo también la proliferación de “cadenas” de estudios. Podría compararse a cualquier cadena de tiendas de ropa o comida rápida, en las que lo de menos es la calidad o la atención personal al cliente. Las ofertas de “chiquitattoos”, los 2×1 y los black friday están ya a la orden del día. ¿Os imagináis a Paul Booth o Guy Aitchison haciendo ofertas de chiquitattoos a 15 euros? ¿O a Shige proponiendo ofertas tipo “tráete a tu amigo/a y una manga te sale gratis? (Si eres tatuador y estos nombres no te suenan… tal vez seas parte del problema).

¿Y qué decir de las “escuelas de tattoo”? Esos centros en los que en muchos de los casos, “tatuadores” de nivel más bien bajo “enseñan” un oficio completo en 2 semanas.
¿Te lo imaginas? “Matricúlate en nuestro nuevo curso de Cirugía Profesional!! En sólo 2 semanas estarás preparado/a para montar tu propio quirófano!!”
Sí. Así de ridículos son muchos de esos cursos.

¿Dónde ha quedado la pasión? ¿Las ganas de hacer piezas únicas, con fuerza? ¿Las ganas de sentirse realizado con tu trabajo?

“Al final quedarán los buenos”… o eso se suele decir. Tal vez solo sea un consuelo para los que amamos nuestro trabajo y creemos que tenemos principios y hacemos las cosas bien. Pero para que eso sea verdad, lo que nos queda es educar, y confiar en que el cliente busque calidad y no precio. Que busque una buena atención y un buen resultado, y no la oferta del día como si esto fuese un mercadillo.

Si quieres hacerte un Tatuaje, (con mayúsculas) ahí van 4 consejos:

-Ten una idea clara e identifica qué estilo de Tatuaje quieres (¿Realismo? ¿Japonés? ¿Tradicional? ¿Un tattoo pequeño solo en líneas? etc.)

-Busca un Tatuador que domine ese estilo. Para eso tendrás que mirar su book. Si puedes ver algunos de sus Tatuajes en persona, mejor que mejor.

-Dale al Tatuador elegido libertad para que desarrolle tu idea (si eliges a un profesional porque te gusta su trabajo, déjale hacer. Él quiere tanto como tú que la pieza quede lo más bonita posible)

-No elijas tu Tatuaje o Tatuador basándote en el precio. No cuesta lo mismo una hamburguesa del McDonald´s que una comida en un buen restaurante.

4 Comentarios

  • Avatar
    Rolando Balderrama Arauco
    1 diciembre, 2019 14:51

    Excelente descripción Rafa .

  • Avatar
    Andrea Piña Viña
    1 diciembre, 2019 16:54

    Muy bueno Rafa, y real. 👍🏼

  • Avatar
    Andrea Piña Viña
    1 diciembre, 2019 17:02

    Como en toda profesión y como principio de vida, hay que saber hasta dónde podemos llegar y cuánto podemos abarcar. Yo por ejemplo, cuando me piden algo que sé que no va a quedar como a mí me gustaría que quedase,( porque no tengo experiencia en ese estilo y no me siento capacitada para ello) pues lo digo, claramente y sin dudar. Prefiero no arriesgar y arruinar la piel de la persona ni mi trabajo, ya que las pieles de la gente que tatuas es la mejor muestra de quién eres como profesional… Y para ello tampoco es necesario tener un estudio.
    Saludos Rafa!! A ver si te puedo ver prontooooo que quero tinta jeje 😉

  • Avatar
    Bakarne Azpillaga
    1 diciembre, 2019 17:38

    Yo estoy agradecida de haberte conocido como tatuador. Me encanta que a mano alzada seas capaz de matizar tan bien las texturas y la perspectiva. Me salvaste el antebrazo de una pifia y lo convertiste en algo que me hace sonreir cada vez que lo miro. Muchas gracias Rafa, por tu paciencia, tu dedicación y los tatus que me has hecho. Espero verte pronto pq ya estoy lista para más…

Deja un comentario

error: content protected